"> ">
"El hombre comestible" de Ingresó Cadáver según Insonoro  (27/11/2012)

Compartir en: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+

"Sinceramente creo que últimamente estamos teniendo mucha suerte en ver el regreso o las nuevas grabaciones de bandas veteranas que se han mantenido durante unos años en silencio.

En este caso hablamos de la banda Ingresó Cadáver y de su disco "El hombre comestible". Un trabajo de 13 temas que sorprenden por su variedad sonora y que son tanto o más originales que el nombre del grupo y del álbum..Resulta complicado definir el estilo de los Ingresó Cadáver y explicar cada una de sus canciones. Para mí fue un batacazo enorme el escucharles, no sé por qué me esperaba otra banda de punk, tal vez porque éstas me vienen como anillo al dedo, porque son las que más escucho o porque pensé que ese nombre, Ingresó Cadáver, tenía que ser el resultado de unas personas muy elocuentes, y en eso pocos ganan a los que llevan la cresta para arriba (y la sienten con el corazón).

Pero no iba a ser así, no siempre se tiene la razón (menos mal) y en cuanto escuché "Qué dirán mis fans" se me salió la carcajada del alma y la sonrisa esa burlona que no se puede esconder cuando sabes que estás ante algo grande. Así de primeras y con ese sólo corte te puedes hacer una idea de que los de Alicante practican una música con pocas limitaciones y se tornan irónicos, divertidos y resultan curiosos en el más amplio sentido de la palabra.

En el sentido de que le dan una vuelta de tuerca a lo preestablecido, te contagian las ganas de escuchar todo "El hombre comestible" de cabo a rabo y sin concesiones y sin censuras. Si alguna vez me hubieran dicho que me hubiese gustado un grupo de este estilo, que realmente no sé cuál es, me habría dado un ataque de risa. Pero al fin y al cabo la buena música es lo que es y da igual que sea más o menos psicodélica o más o menos "indie", la calidad sobresale por encima de cualquier etiqueta. Y es que ello se muestran "como el huracán que busca el mar bajo sábanas de acero".

Me ha gustado y mucho el ambiente de "El hombre comestible", esas atmósferas densas, esos toques de psicodelia, esos aires de hiphop, los estribillos pegadizos, las letras metafóricas y las frases tan bien trabajadas y que son capaces de decir miles de cosas juntando apenas diez palabras.

Para mí el mejor tema de todos es "Comida rápida", seguida muy de cerca por "No puedo ni con mi alma" y "Tony Manero" pero tampoco se quedan atrás "Sin higiene", "La canción del invierno" y "Bio-lenta". Para cerrar el plástico habiendo dicho ya muchas cosas, nos dejan un tema instrumental: "El testículo electrónico".

Gracias por darle una paleta de color a la negra saturación musical. Es un auténtico placer escuchar algo que no te recuerda a ... que no se parece a.. que no es una influencia de.... Todo esto dicho con las premisas de que yo no ando muy ducha en este tipo de música. Pero como ya he dicho, aunque te apasionen bandas más punks, rocks o metaleras, habría que ser un majadero para no ver el enorme trabajo que hay detrás de esta propuesta de Ingresó Cadáver."

Reseña realizada por María Gomez para Insonoro: insonoro.com/disco/1574/ingreso-cadaver-el-hombre-comestible

"El hombre comestible" a la venta en eltridente.es/342_ingreso-cadaver