Web Oficial
Twitter
Youtube
Facebook
Contratación


"La Llei del Fracàs" (MD15545)

Comprar

Corría el otoño del 2010 cuando cuatro chavales de 18 y 19 años deciden formar un proyecto musical serio. Había nacido Desenkant, una nueva banda de rock de Figueres que se alejaba del tradicional “Rock Català” para emprender otra historia totalmente distinta: hacer canciones diferentes al resto; con unos ritmos más potentes, con letras más elaboradas, con estructuras menos convencionales…

En abril de 2011 editan su primera maqueta y comienzan a rodar por los escenarios. Tras un período largo de conciertos, en 2013 publican su primer disco “Ataràxia”, de esta manera empiezan a darse más a conocer por la comarca y a tocar en sitios de más renombre. Los bolos no cesan, ni los ensayos, ni la inspiración, ni las ganas, de modo que al llegar el verano del 2014 se preparan para grabar su segundo disco “La llei del fracàs”, un disco más maduro y que define mejor el estilo de la banda.

Tras descartar varios nombres, Desenkant fue el que se acabó quedando definitivamente. No solamente se eligió porque fuera el título de una canción, sino porque también definía, en parte, la esencia del grupo: el desencanto. Letras de amor y guerra, de lucha contra el alrededor, de desilusión por el mundo y su escaparate. De ahí beben sus canciones.

Los principales referentes de Desenkant son Extremoduro y Platero y tú. Aunque también han sido influenciados por otros grupos del rock español como Marea, Fito&Fitipaldis y de internacionales como Iron Maiden. Por lo que consta a las letras, las influencias se guían en la misma dirección: Roberto Iniesta (Extremoduro), Kutxi Romero (Marea) y también Joaquín Sabina...

El título “La llei del fracàs” nos muestra el fracaso al que es abocado una persona por culpa de sus acciones o las de otras gentes. Las acciones toman el nombre de “ley”, englobando en ella el conjunto de malas decisiones que hacen que el autor se vea envuelto en contratiempos. Las canciones que conforman el nuevo disco nos hablan de las dudas y el desvarío en una relación, del “ni contigo ni sin ti”, de la guerra personal contra el mundo, etc; aunque, por otra parte, también hay días de sol que hacen de contrapeso. El estilo predominante sigue siendo el rock con trazas melódicas mezclado con distintos géneros musicales. Es un disco potente, con mucha variedad de estilos y que, de bien seguro, no deja indiferente.