Web Oficial
Facebook
Contratación


"Sujetokaína" (MD CD 403)

Comprar



"Resujetokados" (PM CD 239)

Comprar

Sujeto K nos presentan su segundo disco, SUJETOKAÍNA, tras la buena acogida de su primer RESUJETOKADOS. Esta vez se han ido hasta los estudios Lacasamurada en Tarragona para, bajo la producción de Arturo Torres (más conocido en su faceta rapera como Art2) darle forma a este nuevo trabajo en el que continúan en su línea repleta de personalidad,  que si ya tenían bien definida, ahora presentan mucho más pulida.

Lo han tenido claro desde siempre. Quizá porque Sujeto K se formó con la premisa, precisamente, de tener las cosas bastante claras. Sus componentes llevaban muchos años tocando en diversas formaciones y sabían lo que querían y, sobretodo, lo que no querían. Lo que no se imaginaban es que la banda les iba a crecer tan rápidamente. A los cuatro meses ya estaban grabando su primer E.P, y en cuatro años de existencia cuentan, además de con dos discos, con una imparable trayectoria en directo, además de ser ganadores del festival Emergenza a nivel nacional, lo que les llevó a tocar en Alemania. Lo que pasa, ni más ni menos, cuando haces las cosas bien.

Musicalmente, este SUJETOKAÍNA continúa con la propuesta de RESUJETOKADOS, en el sentido de que Sujeto K tienen un estilo y una marca bastante evidente. Partiendo de esa base, encontramos una producción que se nota más cuidada (sobretodo a nivel vocal, evidenciando además la mejoría de Tol, que hasta se atreve con armonías y coros que nadie nos esperábamos) y esa virtud para mezclar cosas que, en ellos, suena de manera tan natural. Igual de natural que sus letras: ellos hablan de lo que ven, de lo que sienten, de lo que les pasa en su día a día, sin pretender dotarlo de misticismo o de metáforas demasiado complicadas. Tal cual lo viven, te lo cuentan (y esto es una virtud en los intraducibles tiempos que corren para muchas bandas, donde lo complejo se confunde con lo profundo con demasiada facilidad), arropando su mensaje con un muro sónico perfecto, técnico, bien pensado, equilibrado y dándole al sonido y a la producción la importancia y el trato que se merece.

Quieren pasarlo bien y hacer buenas canciones, y  en este Sujetokaína han madurado ese concepto completamente. Su sonido sigue recordando a bandas como Ktulu, S.A., Narco, Koma, Boikot o Rammstein pero con este disco reclaman el espacio propio que se merecen y que sin duda se han ganado con muchísimo trabajo. Es, debe ser, su momento.

Sujetokaína es pues, el perfecto resumen de lo que estos cuatro  tipos vienen ofreciendo en directo desde hace unos años y que ha hecho que sus conciertos siempre sean un valor seguro: un sonido aplastante, temas bailables, pegadizos y muy bien pensados y sobretodo una actitud positiva y sentido del humor aún cuando hablan de cosas que no les hacen ni puta gracia. Demuestran que puede uno ponerse serio sin perder las ganas de bailar ni ponerse de mala ostia. Al fin y al cabo esto  es Rock'n Roll y nadie que se acerque a él quiere irse jodido a su casa ¿no?

Siguen apostando por esa máxima que les hizo desmarcarse del resto de agrupaciones metálicas al vestirse de colores y quitarle así algo de seriedad al asunto (al estético, se entiende). Pero más allá de lo anecdótico y vistoso de su propuesta, si se sabe ver un poquito más allá, hay toda una declaración artística, poética y vital tejida en torno al hecho de dejar que el color haya invadido su ropa y su iconografía. Y es, ni más ni menos que la misma que han abanderado las grandes agrupaciones del Rock de todos los tiempos desde sus inicios: se trata de pasarlo bien. Pero que nadie se lleve a engaño, no hablamos de cuatro comeflores que te vengan a dar la chapa con sus proclamas buenrollistas sin ton ni son. Sujeto K tienen claro el terreno que pisan y el mundo en que viven, y como a casi todos, hay muchas cosas que no les gustan. Y lo dicen alto y claro. Pero con una sonrisa y con un ritmo que hace que quejarse, cagarse en dios o en las autoridades nunca antes haya sido tan divertido, que una cosa es estar cabreado, y otra muy distinta, amargado.


Vídeos:

Fotos:

 Wallpapers: